Montevideo callefebrerodelsur@gmail.com 092 021 357 Emisora del Sur

Palán Palán, el grupo más ganador de la historia del carnaval montevideano

Por Fabio da Silva y Guzmán Ramos
Foto del archivo de Fabio da Silva

Muchos de los grandes conjuntos de la historia carnavalera nacieron para retar o quebrar las rachas ganadoras de sus rivales. El caso de Palán Palán no es la excepción.
Siete décadas atrás, los conjuntos vocales eran las “vedettes” del Carnaval y los que dominaban la taquilla eran Los Ñatos, que se presentaban de la mano de los hermanos Bianchi, tres albañiles que levantaban paredes cantando y que de a poco se hicieron populares al juntarse con Luis Amato, un famoso guitarrista de la época.
Los Ñatos debutaron en 1925 y lograron  el premio de la Comisión de Fiestas, repetidamente hasta 1928.
Mientras tanto, a unas pocas cuadras de la casa de Los Ñatos, en Porongos y Domingo Aramburú, un grupo de muchachos dirigidos por Carlos García deleitaba a la barriada por las noches con un coro improvisado que entonaba melodías populares.
En 1928 Carlos García, su hermano Eduardo, Armando García -quien no tenía lazo familiar con ellos- y “Negrucho” Gallo, estrenaron el título Palán Palán en el Carnaval, logrando el segundo premio, por detrás de Los Ñatos.
Al año siguiente, en 1929, lograron su primer éxito musical con “Arabian Night” y el primer premio en la categoría de máscaras sueltas, marcando  el camino para lo que sería una seguidilla de primeros premios hasta 1936.
En 1930 vuelven al ruedo con la ayuda de Ramón Collazo, González Prado, Víctor Soliño y el debut en Carnaval de un fenómeno popular como Eduardo de Pauli. Entre sus versos más sobresalientes, Palán Palán decía:
En el barrio tiene fama / el negro Palán Palán / de borracho caradura/ patotero y haragán. Y a pesar de sus muchos defectos / las morenas de al lado del cuartel /se lo quieren comer con los ojos / y andan todas loquitas por él… Palán Palán/ mírame un poquito / Palan Palán / no ves que me derrito… Sos mi camote / sos mi Don Juan/ me tenés medio loquita / Palán Palán”.
Después de ganar, en 1931 logran uno de sus mejores temas, “Parisina”, de Adolfo Mondino y Víctor Soliño. Esa es la canción con la que cruzan por primera vez a Buenos Aires y graban con el acompañamiento de los músicos de Francisco Canaro.
“Parisina, bella rubia / reina del placer/ en tus labios yo quisiera / el amor beber… Porque es tu boca / sensual y loca / como una flor / donde se posa / la mariposa / que busca amor”.
Sin lugar a dudas que Palán Palán ya era un suceso en aquellos carnavales y año tras año lo seguiría demostrando, con un coro magistral, canciones pegadizas, un gran carisma de sus componentes y principalmente compositores musicales de gran calidad.
Así fueron pasando éxitos y primeros premios, llegando al último año de este maravilloso quinteto en 1936, donde de la mano de uno de los más grandes compositores uruguayos, Pintín Castellanos, lograron meterse no solo en la historia, sino en el corazón de todos los que vivieron aquellas gloriosas épocas con canciones tales como “Molinera Mía”, “Nyanzas y Malevos” y “El Pájaro Muerto” (un tema dedicado para Carlos Gardel, fallecido el año anterior).
Vendría después un impasse prolongado del conjunto, donde Carlos García sigue por su lado en diferentes Troupes, principalmente de la mano de Carmelo Imperio, hasta que en 1944 le regala al Carnaval otro gran conjunto que marcó historia en la categoría de humoristas, Anda Ke Te Kure Lola.
Recién en 1955 con el apoyo incondicional de sus hijos vuelve la histórica Palán Palán a los carnavales, con el peso de un nombre que marcó una época, pero con la sabiduría de conocer el gusto de los carnavaleros.
Debuta en la categoría de cuadros internacionales, logrando el segundo puesto por detrás de Zorros Negros, pero como no podía ser de otra manera, se planta en Carnaval con la misma fuerza que hacía 25 años, logrando enseguida el respeto y la admiración del público carnavalero.
Espectáculos cargados de glamour para la época y técnicos y componentes de la talla de Collazo, Lalo Echegoncelay, Soliño, Soriano, Kemerle en letras y música, Rosa Luna, la Negra Johnson, Lágrima Ríos, Marta Gularte o Pendota sobre las tablas, lograron transformar a este conjunto, en un mito sagrado de nuestra fiesta popular.
Sin dudas que Palán Palán y su creador Carlos García, no solo marcaron épocas gloriosas de nuestro Carnaval, sino que con sus 7 primeros premios en su etapa de Quinteto y sus 12 primeros premios en las categorías de cuadros internacionales o en revistas, lograron lo que hasta la fecha nadie ha podido conseguir, por más que hayan dejado de salir en 1975: ser el conjunto más ganador en la historia del Carnaval.