Montevideo callefebrerodelsur@gmail.com 092 021 357 Emisora del Sur

Una historia de vida de Eduardo Rigaud fue el disparador de la parodia Luna de Avellaneda en Los Muchachos

El cierre de espacios públicos donde históricamente se desarrollaron espectáculos y ensayos de carnaval serán llevados a escena por el grupo que dirige la familia Yern, tomando como base el argumento del film argentino Luna de Avellaneda, del realizador Juan José Campanella.

Por Fabián Cardozo y Gonzalo Botta.

La esquina de Duque de los Abruzos y Domingo Torre, sede del club La Espada, es conocida en el ambiente carnavalero desde hace varios años.
Ese pequeño reducto del Prado Norte funcionó como tablado y local de ensayo de varias agrupaciones, pero también fue la cuna de muchas historias barriales, donde desfilaron personajes singulares y cientos de anécdotas.
Sin embargo, como viene sucediendo en las grandes ciuades desde hace al menos dos décadas, los espacios de esparcimiento y disfrute de los vecinos vienen en un progresivo ritmo de desaparición, una realidad que no es ajena al club que inspiró una de las parodias de Los Muchachos para el 2018, según narró a Calle Febrero el letrista del grupo, Eduardo Rigaud.
“El club La Espada tiene el perfume del barrio: a él ibamos de chico con la barra de amigos. Es una esquina en la que pasé muchas horas de mi vida, por eso el cierre me afectó profundamente”, dijo Eduardo, tras añadir que esa fue una de las razones de la selección de la parodia Luna de Avellaneda, un film argentino protagonizado por Ricardo Darín y Mercedes Morán, que narra una idéntica situación.
La obra buscará reflejar también la problemática actual de varios espacios públicos históricamente asociados al carnaval, que se ven imposibilitados de continuar tras las de nuncias de los vecinos.
En particular, el tradicional tablado Jardín de la Mutual, que organizó por años Dalton Rosas Riolfo, es uno de los casos emblemáticos de las prohibiciones a los grupos y también será reflejado en el libreto que Eduardo compone junto a Maximiliano Xicart.
La inspiración del argumento de la película del realizador Juan José Campanella formará dupla con “Cacho de la Cruz”, en un relato en el que las historias se irán entremezclando, como ha sido característica del grupo desde su fundación, explicó Eduardo.
“Luna de Avellaneda tiene un tono ideal, porque combina el dramatismo de la desaparición del club con personajes y situaciones graciosas y, a mi gusto, de eso mismo se trata la vida: de la suma de alegrías y tristezas”, explicó.
Añadió que los papeles protagónicos serán llevados por Luis Alberto Carballo, Danilo Mazzo y Gastón “Rusito” González, pero dentro de un planteamiento colectivo.
Consultado sobre la realización de la vida de “Cacho de la Cruz”, Eduardo dijo que se trata de un tema “difícil” de abordar, por ser una parodia de estilo biográfico y por los condimentos especiales que deberán ser sintetizados para la narración.
“Cacho fue un gigante y los gigantes tienen sus admiradores, pero también sus contras”, sostuvo el director de los parodistas que dirige la familia Yern