Montevideo callefebrerodelsur@gmail.com 092 021 357 Emisora del Sur

Diego Bello traza una radiografía de la vuelta de los históricos Saltimbanquis, tras dos décadas: ¿renovación o reafirmación de la esencia?”

En conversación con Calle Febrero, el cupletero de la murga de Enrique Espert y Nelson Ferro trazó una mirada sobre la música, el decir y el estilo de humor del grupo, de cara a su debut en la prueba de admisión. Claudio Rojo toma la posta del humor para la fase clasificatoria y él aparecerá con fuerza en momentos que no se mostrarán en esta fase.

Por Guzmán Ramos

El retorno de Saltimbanquis viene generando muchas expectativas en el ambiente de carnaval.
Luego de veinte años, la murga de la familia Espert dirá presente con un elenco renovado, cuyas procedencias se asocian con los múltiples estilos murgueros vigentes en estas dos décadas.
Es cierto que la matriz del espectáculo estará determinada por la combinación de las distintas sensibilidades de sus principales artistas: Eduardo Rigaud y Fabricio Speranza en los textos, Diego Berardi en los arreglos corales, Freddy González en la puesta y dirección artística y Rosario Viñoly en el vestuario y maquillaje.
A ellos se le suman artistas emblemáticos, como Claudio Rojo, Ricardo Villalba o Diego Bello, quienes aportarán su toque en distintos momentos del espectáculo y también serán determinantes en el nuevoe estilo del grupo.
En entrevista con Calle Febrero, Diego Bello expresó que la murga buscará representar la esencia histórica, pero con cambios y aggiornamiento a las nuevas tendencias.
“Veinte años parecen pocos, pero han pasado muchas cosas en la categoría a lo largo de todo ese tiempo y la murga no puede quedar ajena”, dijo, tras añadir que esa tensión entre el pasado y presente estará presente en el repertorio.
Dentro de la propuesta, el personaje que él compondrá intentará convencer a la murga de las necesidades de venir hacia estos tiempos, dando pie para los distintos cuplés donde se “respetará ese estilo de decir y cantar tan típicos”, añadió Diego.
A su juicio, las murgas que tienen gran exposición y son muy queridas en la gente son vistas por los espectadores a través del tamiz de la subjetividadad y eso no siempre está en sintonía con la “realidad histórica”.
“Saltimbanquis tuvo muchas etapas y su estilo no fue siempre el mismo. Por eso, el paso de los años permitirá que algunos vean en este repertorio momentos de un determinado período de tiempo y otros lo asocien con otras etapas”, dijo el referente humorístico.
A propósito del estilo de humor picaresco, tan característico de las murgas de la Unión por muchos años, Diego sostuvo que no se emplearán aquellas fórmulas, que ya han caído en desuso, aunque es posible que el modo de planteamiento de cuplés de dichos años pueda estar presente en la propuesta.
Saltimbanquis mostrará en la prueba de admisión su presentación, un cuplé sobre las características de la murga de antes traídas este tiempo, una sátira sobre la presunta argentinidad del candombe y su bajada.

SOBRE LA PREPARACIÓN
El cupletero de Saltimbanquis también hizo referencia a los preparativos del grupo de cara a la prueba de admisión.
“Estamos muy cerca de terminar lo que vamos a presentar en la prueba”, sostuvo Diego y añadió que solo restan hacer los últimos ajustes, retoques y enganches.
Consultado sobre su participación, el artista explicó que en esta instancia previa los pasajes humorísticos estarán mayoritariamente a cargo de Claudio Rojo, aunuqe él tendrá participaciones, que irán tomando impulso en la otra parte del repertorio, que no se mostrará en esta fase de noviembre.
“Con Claudio hay muy buen conexión y tenemos un desafío grande por delante”, añadió Diego.
“Para hacer humor es necesario trabajar mucho y con seriedad”, finalizó.